Inicio Comercio y Servicios Industria de reuniones, se normalizará en abril de este año: COMIR

Industria de reuniones, se normalizará en abril de este año: COMIR

Al dar a conocer el documento “Afectaciones de la crisis sanitaria y económica 2020 en la Industria Mexicana de Reuniones y las perspectivas para el 2021”, el presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), Jaime Salazar Figueroa, destacó que la recuperación del 21.08% será lenta pero constante en el presente año y se espera una menor caída de sus ingresos y la generación de empleos.

 

Será a partir del mes de abril y hasta septiembre u octubre próximo,  cuando se irá normalizando gradualmente la libertad para producir y asistir a eventos sociales, corporativos, exposiciones B2B y B2C de forma presencial e híbrida eliminando el temor a una recaída y, con ello, a la cancelación de eventos presenciales por mandato de las autoridades competentes.

 

Para este año, reiteró, la Industria de Reuniones espera una menor caída de sus ingresos. Mientras que el año pasado, éstos se desplomaron en 56 por ciento, para 2021, se espera que la caída sea de 46 por ciento, según las estimaciones del COMIR. En 2021, la recuperación para la industria será paulatina en algunos segmentos, en especial con la reactivación de los eventos de pequeña envergadura hacia abril, ya que los eventos masivos deportivos y de entretenimiento podrían reiniciarse hasta 2022.

 

En el documento de análisis de la Industria de Reuniones se establece que exposiciones, eventos corporativos, dada la naturaleza de las empresas muchas de ellas con cuarteles en Europa o Estados Unidos, son los eventos que van a tomar más tiempo en regresar, y en la parte de cámaras y asociaciones, esos van a comenzar más rápido gracias a que la mayoría de sus eventos son de pequeño calibre, y en el sector internacional, los grandes eventos internacionales, que se verán hasta el año 2022.

 

Según la encuesta en donde participaron 258 empresarios de la cadena MICE en México la recuperación más alta para este año respecto al 2020 podrían ser para los rubros de recintos, con 34.5 por ciento; banquetes, 30.7 por ciento, y audiovisual 29.1 por ciento.

 

Particularmente, en el caso de la Ciudad de México, la recuperación podría demorar tres meses más, debido a su situación actual que enfrentamos por la pandemia del Covid-19.

 

El análisis “Afectaciones de la crisis sanitaria y económica 2020 en la Industria Mexicana de Reuniones y las perspectivas para el 2021” fue aplicado durante las dos últimas semanas de noviembre, por el COMIR en colaboración con MICE Market + Consultores, con la participación de 258 profesionales del gremio.

 

Salazar Figueroa destacó que en el estudio se establece que en el año 2020 el eslabón más afectado fue el de la decoración, con una contracción de 81.7% en sus ingresos, mientras que el sector hotelero resultó el menos golpeado, con una caída de 34.2%. Para este año, se espera que los recintos alcancen una recuperación de 34.5%, en comparación con las oficinas de promoción, las cuales sólo pronostican un aumento de 14.6% en sus ganancias.

 

Respecto al empleo fijo, los sectores con mayores bajas fueron: decoración (54.4%), PCOs y MPs (52.5%) y DMCs (40.25%). En contraste, las oficinas de promoción y los hoteles registraron menor número de despidos, con 9.5% y 27.4% respectivamente.

 

De los cinco agentes del entorno y con una escala de cero a diez, el sector empresarial logró la mejor calificación con 6.6, seguido por la sociedad con 4.2. Con sólo 0.5 puntos, el gobierno federal obtuvo la peor evaluación, esto como reflejo de su actuación ante la crisis.

 

Las puntuaciones más altas fueron para el talento humano (8.0), seguido de dueños o socios (7.9) y proveedores (7.0). De manera sorpresiva, las asociaciones y los clientes recibieron las calificaciones más bajas, 5.7 y 6.1 respectivamente.

 

Los encuestados consideraron que será entre abril y julio cuando la industria de reuniones vuelva a la actividad, siendo los eventos sociales los primeros en reanudarse. Los encuentros deportivos, espectáculos y conciertos con asistencia masiva podrían “normalizarse” entre julio próximo y abril de 2022.

 

En cuanto a la economía, «se prevé que toque fondo a finales de este año», cuando todos los sectores económicos detengan su caída, siendo hasta enero del año 2023 cuando el PIB muestre nuevamente un crecimiento sostenido.