Inicio Sin quehacer La venus de la Huasteca se pasea por Europa

La venus de la Huasteca se pasea por Europa

Como parte de la colección Los Olmecas y culturas del Golfo de México, la extraordinaria escultura de La Mujer escarificada, también conocida como la Venus de la Huasteca se encuentra expuesta a partir de este día en el museo Quai Branly-Jacques Chirac de París, lo que representa la reanudación de actividades de los museos en la capital francesa, después del cierre como medida sanitaria por la afectación de la pandemia de Covid-19.

La exposición que muestra piezas que forman parte de unos 3 mil años de las culturas de la vertiente del Golfo de México está organizada por la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) del gobierno mexicano.

Entre las piezas más sobresalientes, se encuentra “La mujer escarificada”, una escultura tridimensional única en América, pieza fechada aproximadamente del 600 A.C., forma parte de la compleja ofrenda de la caja del agua ubicada a los pies de La Sacerdotisa, también conocida como Monolito no. 32 ubicada en el área de la Noria de la zona Arqueológica de Tamtoc en Tamuín, San Luis Potosí, México.

 

Esta refinada escultura femenina, que fue desmembrada y ofrendada en un espejo de agua sagrado ubicado en Tamtoc de donde fue rescatada en 2005, está elaborada con piedra arenisca. Presenta marcas de escarificaciones en muslos y hombros, que han sido interpretados como representaciones de vegetación o maíz, otras investigaciones sugieren que la escultura está profundamente relacionada con la fertilidad y fecundidad marcando los ciclos de las cosechas, los cuales sucedían cada nueve meses, aproximadamente.

Tamtoc, la ciudad prehispánica de los huastecos fue ocupada alrededor del año 700 A.C. hasta el 1500 D.C. y formó parte de las ciudades estado de la cultura huasteca que tuvo su apogeo entre el 300 A.C. y 300 D.C., situada en una gran planicie dentro de un meandro del río Tamuín.

La zona arqueológica que se encuentra en una superficie de 133 hectáreas en las que se han descubierto pirámides, centros ceremoniales, y esculturas monolíticas que muestran el desarrollo de la cultura huasteca con una antigüedad de más de 2 mil 300 años, ahí hasta el momento albergan más de 70 construcciones de una importancia religiosa y política con amplio conocimiento en astronomía e ingeniería hidráulica.