Inicio Comercio y Servicios Carta a un trabajador:

Carta a un trabajador:

Un emprendedor dedica toda su vida y sus afanes a crecer su sueño, ese negocio por el que tanto luchó…

 

En estos momentos el entorno laboral está en un momento difícil.

 

La situación sanitaria compleja nos está causando muchas tensiones.

 

Deudas, gastos, inyección de inversiones crecen en el día a día.

 

Falta el flujo de efectivo, el giro comercial está estancado o en franco retroceso.

 

Presión, estrés, ansiedad pueden ser cosas que los emprendedores estamos enfrentando.

 

La prioridad es el negocio, dejamos a un lado la diversión, los afectos cercanos, hasta la familia y la salud.

 

Puede ser que parezca que estamos cansados, pero aún dentro de ese cansancio privilegiamos la esperanza y con ello la fuerza que nos da tener el timón de un barco donde muchas personas y sus familias dependen.

 

Aun cuando los gastos siguen, las rentas, los insumos, los servicios, las prestaciones, día a día nos reinventamos para sacar adelante nuestros negocios… calidez, calidad y mucho corazón van de por medio.

 

Ustedes y nosotros estamos en el mismo barco, si trabajamos como equipo, le daremos al capitán la fuerza para seguir.

 

Sólo ocúpate de hacer bien tu trabajo y estarás ayudando.

 

Inyectando más fuerza a esta gran casa que es el corazón del negocio.

 

Aprecia tu trabajo, aprecia tu salario, ese que llega siempre a tiempo.

 

Una persona puede caminar muy rápido, un equipo puede caminar muy lejos…

 

¡Por favor apoya a tu empresa!